viernes, 11 de febrero de 2011

Importante y preocupante noticia. Antipsicóticos y volumen cerebral.


Más razones para ser cuidadoso con las dosis de antipsicóticos.El fin de semana pasado recibí por adelantado el índice del número de febrero de Archives of General Psychiatry. Rápidamente me llamó la atención el título de uno de los artículos, que se mereció además una editorial. Leí con atención el resumen, al que tenía acceso y decidí publicar el resumen en el blog, que ahora traduzco.

Tratamiento crónico con antipsicótico y volumen cerebral.Un estudio longitudinal de primeros episodios de esquizofrenia.


Ho BC; Andreasen NC; Ziebell S; Pierson R; Magnotta V.
Arch Gen Psychiatry. 2011; 68: 128-137.
doi:10.1001/archgenpsychiatry.2010.199

Contexto: Se piensa que los cambios progresivos del volumen cerebral en la esquizofrenia son debidos principalmente a la enfermedad. Sin embargo, estudios recientes en animales indican que los antipsicóticos, la base del tratamiento para los pacientes con esquizofrenia, puede contribuir también a la reducción del volumen de tejido cerebral. Como los antipsicóticos se prescriben por periodos prolongados de tiempo en pacientes esquizofrénicos y además su uso se está ampliando cada vez más a otros trastornos psiquiátricos, es imperativo determinar sus efectos a largo plazo sobre el cerebro humano.

Objetivo: Evaluar la contribución relativa de 4 potenciales pronosticadores (duración de la enfermedad, tratamiento antipsicótico, gravedad de la enfermedad y abuso de sustancias) a los cambios en el volumen cerebral.

Diseño: Los pronosticadores de cambio en el volumen cerebral fueron evaluados prospectivamente a partir de informaciones múltiples. Los datos proceden del Iowa Longitudinal Study

Pacientes: Doscientos once pacientes con esquizofrenia a los que se les practicó exploraciones seriadas con neuroimagen que se iniciaron al poco del debut de la enfermedad, constituyendo un total de 674 exploraciones mediante resonancia magnética de alta resolución. En promedio, cada paciente aportó 3 exploraciones ( entre 2 y 5) durante 7,2 años (hasta 14 años).

Principal variable resultado: Volúmenes cerebrales.

Resultados. Durante el seguimiento longitudinal, el tratamiento antipsicótico reflejó las prácticas de prescripción de la nación entre 1991 y 2009. Un seguimiento prolongado correlacionó con menor volumen de tejido cerebral y mayor volumen de fluido cerebroespinal. La mayor intensidad del tratamiento antipsicótico se asoció con indicadores de reducciones greneralizadas y específicas de tejido cerebral después de controlar los efectos de los otros tres pronosticadores. Más tratamiento antipsicótico se asoció con menores volúmenes de materia gris. Progresivas disminuciones en el volumen de materia blanca fueron más evidentes entre pacientes que recibieron más tratamiento antipsicótico. La gravedad de la enfermedad mostró una correlación relativamente modesta con la reducción del volumen cerebral, y el uso indebido de alcohol/drogas ilegales no mostró una asociación significativa cuando se ajustaron los efectos de las otras variables.

Conclusiones: Vistos conjuntamente con los datos procedentes de estudios animales, nuestro estudio sugiere que los antipsicóticos tienen una influencia sutil pero mesurable sobre la pérdida de tejidos cerebrales con el tiempo, apuntando la importancia de una revisión cuidadosa del balance riesgo-beneficio de las dosis y duración de los tratamiento antipsicóticos, así como de sus empleos en indicaciones no incluidas en las fichas técnicas autorizadas.

xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx

Esta mañana cuando he vuelto al hospital, he buscado el fascículo de papel en la biblioteca, pero no había llegado,así que esperaremos a que leer el texto íntegro. No obstante he tenido ocasión de comentar con algunos psiquiatras el artículo. Me ha sorprendido el encogimiento de hombros que hacían como respuesta, un “es lo que hay y no hay más”. Pero ¿realmente "no hay más"?. Hay DOS más, dos cosas a comentar.

a) El daño cerebral por antipsicóticos no es un tributo, un mal menor, que necesariamente se deba pagar por padecer una psicosis. Existen alternativas, en este blog hemos mostrado, en varios momentos, que existen alternativas (ver primero/s episodio/s) de tratamiento con uso mínimo de antipsicóticos.

b) En los últimos años hemos visto y oído, a la industria farmacéutica y sus corifeos, insistir hasta la saciedad, en que los nuevos antipsicóticos tenían un efecto neuroprotector e incluso neurorregenerador, y se transmitían falsas esperanzas con falsos mensajes a los pacientes y sus familias. ¿Hasta cuándo, dónde está el límite, que nos haga reaccionar contra estos abusos que solo pretenden vender a costa de lo que sea?.

Hay que recordar que entre los factores de mal pronóstico en la esquizofrenia se encuentra precisamente el agrandamiento ventricular y la disminución de la masa de tejido cerebral. Por tanto, parece que el uso intensivo y crónico de antipsicóticos pudiera predisponer a las formas más resistentes y refractarias de equizofrenia. Varios casos comentados en este blog son compatibles con esta hipótesis. No cabe duda que el uso juicioso de antipsicóticos puede resolver casos difíciles y conflictivos, pero la intensidad de dosis y la prolongación de los tratamientos debe moderarse al máximo, para minimizar efectos lesivos. Lo similar del cuadro yatrogénico al trastorno que se pretende tratar explica la incredulidad y el escepticismo de algunos médicos, así como la dificultad de detección clínica de la psicosis yatrógena por antipsicóticos.

------------------------------------------------------------------------------------------------Desaconsejo fervientemente a las personas que estén siendo tratadas con medicamentos antipsicóticos o sus familiares, repito, desaconsejo que interrumpan el tratamiento sin consultar previamente a su médico. Este es un asunto que debe ser ampliamente discutido caso por caso ente el sujeto afectado y su equipo de salud mental (que debería incluir a un farmacéutico). La interrupción o la reducción inadecuada de la dosis de antipsicóticos puede ser también dañina.

Emilio Pol Yanguas



4 comentarios:

  1. IN-CRE-I-BLE
    Gracias por vuestro trabajo divulgador.

    César M.

    ResponderEliminar
  2. Profundizaremos en este tema haciendo un taller de lectura crítica sobre este artículo. Ya os comentaremos los resultados. Un saludo.

    ResponderEliminar
  3. Llegó el artículo, está a disposición de ustedes en la biblioteca del centro Dr. Esquerdo de Alicante, si alguien quiere una copia - gratuita - del original con fines de estudio, puede solicitarla enviándonos un correo electrónico.

    ResponderEliminar
  4. Emilio gracias por esta maravillosa entrada. Te contesto aquí al comentario que colgaste en la última entrada de nuestro blog, porque por desgracia (sospecho que debido a la extensión del mismo) el servidor de blogger lo eliminó. Y te contestó con una pregunta retórica: ¿Quién vigila a los vigilantes?

    ResponderEliminar

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...