viernes, 22 de mayo de 2015

engordo y me sube la prolactina y no quiero....


-           

Autores: María van der Hofstadt Rovira**, Lydia Naranjo**, Ramón Iriarte Ballesta**

**Estudiantes de prácticas tuteladas de la Licenciatura en Farmacia de la Universidad Miguel Hernández de Elche

Revisado por Emilio Pol Yanguas, Dr. en Farmacia, Especialista en Farmacia Hospitalaria, Jefe de Unidad de Farmacia del Centro Asistencial Doctor Esquerdo. Colegiado 61/3

 


Una paciente, LKDH,  nos comenta que pese a realizar ejercicio físico diario (sale a caminar a buen ritmo durante hora y media, participa activamente en talleres de paseos o bicicleta), ha visto un aumento de peso progresivo en los últimos meses, nos pregunta qué más puede hacer porque no quiere seguir engordando, a raíz del comentario revisamos su historia clínica y vemos qué puede ser el causante de este aumento de peso progresivo para ello revisamos su medicación:

 

Observamos que tiene prescrito aripiprazol para controlar la hiperprolactinemia que le había producido el tratamiento con la paliperidona, que implicaría riesgos mas graves para su salud, pero encontramos este estudio (1), donde se observa cómo se han sometido a estudio casos de pacientes que estando en tratamiento con el aripiprazol han sufrido un aumento de peso.

Por otra parte, sobre tratamiento actual y teniendo en cuenta que es una paciente con una evolución favorable, autónoma, orientada, consciente de su enfermedad, podría considerarse la reducción de dosis de paliperidona palmitato; ya que según la ficha técnica (2) en tratamientos de mantenimiento está aconsejado a dosis menores:

 

Se recomienda iniciar XEPLION con una dosis de 150 mg en el día 1 de tratamiento y 100 mg una semana después (día 8), ambos administrados en el músculo deltoides para alcanzar concentraciones terapéuticas rápidamente (ver sección 5.2). La dosis de mantenimiento mensual recomendada es de 75 mg; algunos pacientes pueden beneficiarse de dosis inferiores o superiores dentro del rango recomendado de 25 a 150 mg en función de la tolerabilidad y/o eficacia individual del paciente. Los pacientes con sobrepeso u obesos pueden requerir dosis situadas en la parte superior del intervalo (ver sección 5.2). Después de la segunda dosis, las dosis de mantenimiento mensuales se pueden administrar tanto en el músculo deltoides como en el glúteo.

Si con la reducción de dosis no se consiguiera lo deseado, frenar el aumento de peso, aún con dieta y ejercicio, después de estar buscando y revisando encontramos este artículo sobre los fármacos típicos donde se observan una reducción en curvas de masa corporal e hiperprolactinemia frente a los fármacos atípicos (3), quizás podría considerarse como segunda opción, un cambio de antipsicótico, aunque la paciente refiere estar contenta la formulación depot.

Referencias:

 


 

No hay comentarios:

Publicar un comentario

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...