viernes, 23 de marzo de 2012

USO DE OMEPRAZOL EN PSICOGERIATRIA ¿COMO SE UTILIZA?



REVISION DEL USO DE OMEPRAZOL EN LA UNIDAD DE PSICOGERIATRIA

Beatriz Campos Martinez, alumna de 5ª de Farmacia en Universidad Miguel Hernández



INTRODUCCION

El omeprazol es un gastroprotector, del grupo de IBP (inhibidores de la bomba de protones), que impide la producción de ácido gástrico en el estómago. La inhibición de la bomba de protones es de naturaleza irreversible y el fármaco se acumula en la célula parietal por lo que su efecto dura hasta 72 horas.[1]

 En los últimos años ha habido un creciente uso de este medicamento, de una manera banal, trivial y generalizada [2]. Es  habitual su consumo fuera de indicación ya que, por ejemplo, muchos pacientes lo toman antes de comidas copiosas [3]. También hay, tanto un exceso de prescripción, como uso y dispensación sin la misma; parecen haber siempre razones suficientes para su consumo en pacientes que no lo necesitan. Además la duración de tratamiento no suele estar bien definida, el paciente desconoce durante cuánto tiempo debe estar tomando el medicamento, y aunque se considere un medicamento seguro y bien tolerado, con reacciones adversas leves, lo cierto es que cuenta con muchas reacciones a largo plazo importantes [4]. También es muy empleado por pacientes polimedicados para “proteger” el estómago, y es sabido que tiene una gran cantidad de interacciones con medicamentos de distintos grupos terapéuticos [5], por lo que debería tenerse en cuenta a la hora de su prescripción y consumo.

Por todos estos motivos consideramos que omeprazol es un buen candidato para la realización de un estudio transversal. Debido a que hay muchos estudios sobre este fármaco [6-10] consideramos interesante elaborar el nuestro en una población especial, la psicogeriátrica.

Llevamos a cabo un estudio observacional para determinar la frecuencia de uso actual de omeprazol, las indicaciones para las que se emplea  y las posologías utilizadas, además tratamos de identificar el uso concomitante de medicamentos con potencial de interactuar adversamente con Omeprazol, así como los acontecimientos adversos acaecidos durante el tiempo  de uso del fármaco. 

MÉTODOS

Se trató de un estudio transversal desarrollado en el centro-sanatorio de salud mental XXXX  en la Unidad de Psicogeriatría de mujeres, en los meses de Febrero-Marzo de 2012. Primero se hizo una revisión de la medicación que tomaban todas las pacientes  de los registros para la dispensación del Servicio de Farmacia y se incluyeron en el estudio aquellas que contenían en su tratamiento actual Omeprazol, además se anotó  la edad de las mismas. Hay que remarcar que en todo momento el número de historia clínica del paciente ha sido un dato encriptado, y en ningún momento se han usado iniciales ni datos que puedan identificarlo.

 A continuación se clasificaron todos los fármacos según la clasificación ATC de la OMS, (http://www.whocc.no/) quedándonos en el primer nivel.


 Se anotaron  las fechas del inicio de toma del Omeprazol, las dosis y los momentos de las tomas.  Los diagnósticos de las pacientes se extrajeron  del correspondiente apartado de la historia clínica y se clasificaron según la versión on-line del Manual Merck   (http://www.manualmerck.tripod.com/) teniendo en cuenta solo el primer nivel y llegando al diagnóstico concreto en las patología para las que se hubiera prescrito el  Omeprazol.  Además se revisaron las notas de curso clínico de  la historia del paciente para detectar otras justificaciones  del uso de Omeprazol. Con anotaciones como “el paciente dice notar acidez”, consideramos un diagnóstico explícito, mientras que si lo deducíamos de la información que recogimos como: diagnóstico estable “hernia de hiato”, esto nos llevaba a un reflujo gastroesofágico y por lo tanto a un diagnóstico implícito que justificaba el uso de Omeprazol. Los sujetos usuarios de Omeprazol se clasificaron según constara o no, un diagnóstico de los recogidos como indicaciones en la Ficha Técnica del medicamento.

Usando el catálogo de medicamentos (https://botplusweb.portalfarma.com/)  y Medscape (http://www.medscape.com/pharmacists), se elaboró  una lista de las posibles posologías del Omperazol según la patología gastrointestinal que se padezca, para  comprobar si se cumplían en los pacientes.

Se utilizó  Medscape y la página web http://www.drugs.com/ para recoger las interacciones que aparecían clasificadas en graves y significativas, despreciando el resto, además anotamos los medicamentos contraindicados. Después se comprobó si el paciente recibía concomitantemente algún medicamento con riesgo de interactuar con Omeprazol en estos niveles de gravedad potencial y se registraron las interacciones más frecuentes.

De Medscape y del Catálogo de Medicamentos se obtuvo una lista de acontecimientos adversos relacionados con el uso de omeprazol, tanto a corto, como a largo plazo. Para comprobar si se experimentaba alguna, se acudió a las 2 últimas analíticas realizadas desde que se inició el tratamiento con Omeprazol y se recogieron acontecimientos relevantes, durante este periodo, que hubieran sido registrados  en  la historia clínica. Los valores de los análisis se clasificaron  como HIPER (si está por encima del normal), HIPO (si está por debajo del normal) y NORMAL. En el caso de los acontecimientos relevantes, se tuvo  en cuenta aquellos que aparecían  en la lista de RAMs,  con una frecuencia del  10% de los casos, obtenida del Medscape. Los acontecimientos adversos se clasificaron  empleando el mismo método que en el caso de los diagnósticos.

Nos fijamos en niveles de Ca para analizar una posible osteoporosis, en el caso de no disponer de este dato, consideramos relevante cualquier lesión ósea y niveles bajos de proteínas totales. 

Nos fijamos también  en niveles de Mg para descartar una posible hipomagnesemia, la cual tiene como consecuencia alteraciones cardíacas, y en el caso de que no dispusiéramos  de este dato consideramos alteraciones en electrocadiograma (ECG).

De la misma manera, tuvimos en cuenta valores de transaminasas por una posible hepatotoxicidad, niveles de hemoglobina y VCM para descartar anemia, y nos fijamos en las defensas para valorar una posible agranulocitosis y leucocitosis. Miramos también acontecimientos ocurridos, durante el tratamiento con Omeprazol, como cuadros diarreicos, neumonías y convulsiones y tuvimos en cuenta valores “anormales” que se repetían y podían ser relevantes, como: Prolactina, TSH o Vit.B12.


RESULTADOS
La Unidad de Psicogeriatría de mujeres cuenta con 24 pacientes de las cuales 16 tienen pautado Omeprazol en su tratamiento, esto quiere decir que la frecuencia de uso de este medicamento es del 67% (IC95%: 78-45%)

A continuación vamos a hacer una descripción de nuestra población de estudio. Se trata de una población >60 años, en la que la edad media es de 78 años, y que consume una media de entre 8 y 9 fármacos diarios. La paciente más mayor que nos encontramos tiene 89 años, mientras que el más joven tiene 62.  15 es el número máximo de medicamentos que tiene prescrito un paciente y 4 el mínimo. En la siguiente tabla observamos toda esta información.

 

EDAD EN AÑOS
nº total de fcos. que recibe el paciente en el momento de la observación
N
Válidos
16
16
Perdidos
0
0
Media
78,19
8,81
Mediana
81,00
9,00
Moda
81
4(a)
Desv. típ.
7,396
3,270
Mínimo
62
4
Máximo
89
15
Percentiles
25
71,75
6,50
50
81,00
9,00
75
82,75
11,00





a  Existen varias modas. Se indica  el menor de los valores, del que hay 3 casos, pero también hay tres       casos que toman 8 fármacos simultáneamente, 3 que toman 9 y 3 que toman 11..

Podemos decir que nuestra población está polimedicada. Además los medicamentos más consumidos pertenecen al grupo de “tracto alimentario y metabolismo” como es evidente, ya que aquí se agrupa al Omeprazol.  Le siguen los medicamentos del “sistema cardiovascular”, “sistema nervioso central”, y por último destacamos también los medicamentos agrupados en ATC B que son “otros agente hematológicos”. En la siguiente tabla observamos la clasificación descrita.



nº de fcos. cat ATC A
nº de fcos. cat ATC B
nº de fcos. cat ATC C
nº de fcos. cat ATC D
nº de fcos. cat ATC H
nº de fcos. cat ATC J
nº de fcos. cat ATC N
nº de fcos. cat ATC R
nº de fcos. cat ATC S

toman
16
8
14
2
2
3
16
3
1

no toman
0
8
2
14
14
13
0
13
15
Media
2,00
1,25
2,21
1,00
1,00
1,00
3,44
1,67
1,00
Mediana
2,00
1,00
2,00
1,00
1,00
1,00
3,50
2,00
1,00
Moda
1(a)
1
2
1
1
1
4
2
1
Desv. típ.
1,033
,707
1,188
,000
,000
,000
1,590
,577

Mínimo
1
1
1
1
1
1
1
1
1
Máximo
4
3
5
1
1
1
6
2
1
Percentiles
25
1,00
1,00
1,00
1,00
1,00
1,00
2,00
1,00
1,00

50
2,00
1,00
2,00
1,00
1,00
1,00
3,50
2,00
1,00

75
2,75
1,00
3,00
1,00
1,00
1,00
4,75
2,00
1,00

los estadisticos (media, mediana,....) se calculan sobre los sujetos que "toman"

a  Existen varias modas. Se mostrará el menor de los valores.


En cuanto a los diagnósticos destacamos que hay una media de 4 a 5 diagnósticos por paciente, y el número de diagnósticos es más abundante en “trastornos psiquiátricos” y en “trastornos cardiovasculares”. La menor cantidad de diagnósticos es la referida a “neumología”, “hepáticas y biliares”, “trastornos dermatológicos” y “ginecología y obstetricia”. En el caso de los  trastornos gastrointestinales, encontramos que 1 de ellos se debe a estreñimiento intermitente y el otro a hernia de hiato.

                                                     nº total diagnósticos

N
Válidos
16
Perdidos
0
Media
4,94
Mediana
5,00
Moda
3
Desv. típ.
2,594
Mínimo
1
Máximo
12
Percentiles
25
3,00
50
5,00


75
6,00


grupo de diagnósticos (1)
nº de casos
NUTRICION
4
ENDOCRINAS Y METABOLICAS
8
TRASTORNOS GASTROINTESTINALES
2
HEPATICAS Y BILIARES
1
MUSCULOESQUELETICAS Y DEL TEJIDO
5
NEUMOLOGIA
1
OFTALMOLOGIA
2
TRASTORNOS DERMATOLOGICOS
1
HEMATOLOGIA Y ONCOLOGIA
3
NEUROLOGIA
5
TRASTORNOS PSIQUIATRICOS
14
TRASTORNOS CARDIOVASCULARES
12
TRAST. GENITOURINARIOS
2
GINECOLOGIA Y OBSTETRICIA
1


De los 16 pacientes revisados, 6 cuentan en su historia con una explicación para el uso del Omeprazol, de esos 6, 5 realmente cumplen las indicaciones, es decir, el 31.25% cumplen las indicaciones para el uso de Omeprazol, siendo la más abundante el reflujo gastroesofágico. Todo esto lo podemos observar en la siguiente tabla.


usos del omeprazol
nº pacientes
Indicación en Ficha Técnica
reflujo gastroesofágico
4
si
profilaxis gastropatía por aine
1
si
profilaxis gastropatía por corticoides
1
no
Sin diagnóstico gastrointestinal
10
no











Para analizar la posología solo tenemos en cuenta a los pacientes que cumplen indicación, no hay ninguno que cumpla la posología en un sentido global de dosis, duración y momento de la toma. En los pacientes con diagnóstico explícito analizamos la dosis diaria, y en 3 de 5 se corresponde con la indicación, mientras que 1 de ellos toma 40mg cuando debería tomar 20mg (por reflujo gastroesofágico). En términos generales, 13 pacientes toman 20mg diarios, mientras que 3 toman 40mg.

Dos de los 16 pacientes toman el Omeprazol en el momento adecuado, y solo 1 de los pacientes que lo toma dentro de indicación.


En cuanto a la duración del tratamiento con Omeprazol podemos decir que la media son 42 meses. El tiempo mínimo que aparece es 0, esto se debe a que hay un paciente que su tratamiento es inferior a 1mes. La mitad de las pacientes lo toman 37 meses o menos, y la otra mitad 37 meses o más.


Duración del tratamiento con Omeprazol en meses
N
Válidos
16
Perdidos
0
Media
42,8750
Moda
37,00a
Desv. típ.
35,81224
Mínimo (b)
,00
Máximo
135,00
Percentiles
25
17,5000
50
37,0000
75
66,0000
a.     Existen varias modas. Se mostrará el menor de los valores.
b.     El valor mínimo es 0, un paciente toma el medicamento menos de 1 mes.


No hay ningún medicamento concomitante con Omeprazol que esté contraindicado. Encontramos 1 caso de interacción potencialmente grave (digoxina),  y todos los pacientes presentan al menos 1 interacción potencialmente significativa.

Número total de interacciones con omeprazol

Frecuencia
Porcentaje
Válidos
1
6
37,5
2
8
50,0
3*
2
12,5
Total
16
100,0





*Incluido el paciente con digoxina.



Listado de interacciones con Omeprazol

Fármaco interactuante
Número de casos
Descripción interacción
Clonazepam
4
Aumento de los niveles de la benzodiacepina por inhibición del metabolismo de enzima hepática.
Diazepam
1
Aumento de semivida un 130%, disminución Cl hepático hasta un 54%, con lo que puede producirse acumulación de la benzodiacepina y por lo tanto toxicidad.
Digoxina
1
Aumento de AUC de 10-20%, aumento absorción intestinal de digoxina.
Fluoxetina
2
Aumento de niveles de omeprazol por afectación del metabolismo de  enzima hepática CYP2C19
Furosemida
3
IBP producen hipomagnesemia. El uso concomitante con diuréticos puede potenciar este efecto.
Losartán
1
Aumento de niveles de losartan por afectación del metabolismo de enzima CYP2C9/10
Olanzapina
2
Disminución de niveles de olanzapina por afectación del metabolismo de enzima CYP1A2
Simvastatina
6
Aumento concentración de simvastatina y está asociado a riesgo de miopatía por aumento de biodisponibilidad.
Sulfato ferroso
8
Omeprazol disminuye niveles o efecto de SF por aumento de Ph gástrico.


Hay 5 casos con los valores de Pt bajos, de los cuales 4 presentan hipocalcemia, es decir el 25% del total de pacientes en estudio. En relación al calcio, solo 1 de los pacientes tiene lesiones óseas descritas desde el comienzo del tratamiento con Omeprazol.

No disponemos de datos de Mg, ya que éstos no aparecen en las analíticas de ninguno de los pacientes por lo tanto hacemos referencia al ECG. Hay 4 pacientes con ECG normal, 9 con resultados anormales y 3 pacientes no presentan datos de ECG en el último año. No hemos recogido las anomalías descritas en el mismo, solo si es considerado normal o anormal.

En cuanto a la función hepática, el AST se presenta con valores normales en todos los casos, mientras que el ALT está alterado en 1 de ellos, con cifras por encima del rango.

Cinco pacientes del total tienen la hemoglobina baja y 1 paciente presenta VCM elevado. La concentración de Vitamina B12 es normal en todos los casos menos en 2, 1 de ellos con valores por encima y otro por debajo de los normales.

Las cifras de leucocitos y neutrófilos son adecuadas en todos menos en 1 de los pacientes que presenta los neutrófilos altos.

La prolactina está elevada en 6 pacientes y el TSH está alterado en 2 casos, uno por encima y otro por debajo de del rango.


A continuación analizamos los resultados referentes a los Acontecimientos Adversos (AA), aquí nos referimos a sucesos clínicamente relevantes que no están contemplados en la información anterior y que están o no recogidos en el listado de acontecimientos adversos frecuentes (10%) que hemos obtenido del Medscape. Hay un máximo de 20 AA presentados en un mismo paciente, de los cuales 14 están recogidos en la FT y 6 no. La mitad de los pacientes presentan más o menos de 7 AA.


Número de Acontecimientos Adversos totales por sujeto

TOTALRAM
AA recogidos en FT
AA no recogidos en FT
N
Válidos
16
16
16
Perdidos
0
0
0
Media
6,69
4,94
1,75
Desv. típ.
5,582
4,479
1,915
Mínimo
0
0
0
Máximo
20
14
6
Percentiles
25
,50
,25
,00
50
7,00
4,50
1,50
75
10,00
8,75
2,75



Hay 9 pacientes han tenido algún problema digestivo, 11  con, al menos,  1 problema respiratorio, 6 con problemas relacionados con el SNC, 3 pacientes con algún problema del aparato genitourinario, 1 con problemas cardiovasculares, 3 hematológicos, 6  pacientes con al menos un episodio de dolor, 2 con malestar general y 2 con problemas dermatológicos.



Clasificación de Acontecimiento Adversos

N
Media
Desv. típ.
Mínimo
Máximo
Percentiles

25
50
75
RAMap.digestivo
16
1,00
1,211
0
4
,00
1,00
1,75
RAMap.resp
16
3,00
3,033
0
10
,00
3,00
4,75
RAMsist.nerv
16
,88
1,360
0
4
,00
,00
1,75
RAM.genitourinario
16
,25
,577
0
2
,00
,00
,00
RAM.cardio
16
,06
,250
0
1
,00
,00
,00
RAM.Hematologicas
16
,19
,403
0
1
,00
,00
,00
RAM.Dolor
16
,88
1,586
0
6
,00
,00
1,75
RAM.general
16
,25
,683
0
2
,00
,00
,00
RAM.Derma
16
,13
,342
0
1
,00
,00
,00



Además encontramos 3 pacientes que no presentan ningún acontecimiento adverso, 6 pacientes no presentan ningún AA no registrado en FT y 4 sin AA registrados en la FT.


DISCUSION

Se ha encontrado una frecuencia de uso de Omeprazol extraordinariamente alta, 67%, muy por arriba de la descrita en otros trabajos. En un trabajo con el mismo objetivo que el nuestro, llevado a cabo en una unidad hospitalaria de medicina interna, donde cabe esperar mayor frecuencia de patología digestiva, la prevalencia de uso de omeprazol fue del 25%, muy inferior a la encontrada por nosotros [11]. La edad elevada del grupo estudiado (mediana  de 81ños), así como la condición de pacientes polimedicados (cada sujeto recibe entre 4 y 15 medicamentos diferentes) [12-13]  pueden ser algunos de los motivos por los que es tan empleado este medicamento.


No obstante, en un estudio [14] realizado en población geriátrica quebequa, se encontró que, en un periodo de unos  2 años, solo el  5,5% de los sujetos iniciaron un tratamiento con omeprazol,  sin embargo en nuestro grupo el 1º percentil de duración de uso de omeprazol  está en 17 meses, lo que indica que más del 25% de los sujetos iniciaron un nuevo tratamiento en los 2 últimos años.

En el grupo estudiado ningún sujeto toma medicamentos del grupo M, en el que se encuentran los AINE, y  que podrían justificar el uso de omeprazol. Solo 2 sujetos contenían en su listado de diagnósticos alguno relativo al aparato digestivo, aunque otros 4 adicionales indicaban diagnósticos o problemas que justificaban el uso de omeprazol en las nas de curso clínico. Por tanto el 68% de los usuarios de omeprazol carecen de un diagnóstico que justifique su empleo, esta cifra coincide con la encontrada entre los pacientes del servicio de medicina interna de un hospital general [15]. Si consideramos además de la indicación, otras variables de calidad del uso como la dosis diaria, la duración del tratamiento o el momento de las tomas,  el porcentaje de pacientes con un uso incorrecto llega al 100%.

Y aunque omeprazol se reputa como un fármaco muy seguro [16], en nuestra población se ha detectado una notable frecuencia de acontecimientos adversos concomitantemente con el uso de omeprazol. Nosotros no hemos aplicado un algoritmo  para establecer una relación causal entre estos y el fármaco, y aunque lo aplicásemos, las conclusiones serían dudosas, dada la condición de pacientes polimedicados y la pluripatología que presentan [17]. Pero estas mismas condiciones hacen justamente que los pacientes deban ser considerados de más riesgo.

Cuando presentamos nuestros resultados al médico responsable de la Unidad de psicogeriatría nos dio una explicación de la situación. Nos comentó que todos los pacientes que tenían prescrito este fármaco en algún momento habían referido dolor de estómago o acidez, y tratándose de esta población en concreto, pacientes psicogeriátricos, el objetivo era mejorar su calidad de vida. Además añadió que en algún momento había parado el tratamiento de algún paciente y esto había provocado la vuelta de los síntomas. A pesar que el médico conoce las indicaciones del omeprazol, confía en la seguridad y eficacia del mismo por lo que continúa usándolo. Siendo un medicamento tan utilizado, sería conveniente que se elaborara un protocolo de uso en el que incluyeran tanto indicaciones, como dosis y duración adecuadas, y que en la elaboración del mismo participaran los médicos de todas las Unidades que conforman el centro, ya que hemos observado que la frecuencia de uso del mismo en muy abundante en todo el centro. Es algo importante, ya que el hecho de usar un medicamento para mejorar unos síntomas puede conllevar al enmascaramiento de un problema existente que puede tener consecuencias graves.


Nos llamó especialmente la atención un paciente que en su tratamiento incluía digoxina y que no incluía en sus análisis niveles de Mg. La digoxina interacciona con el omeprazol favoreciendo la hipomagnesemia [18] y por lo tanto debería estar monitorizada. En primer lugar se debería valorar la necesidad real de ambos medicamentos y en el caso que lo sean, deberían monitorizarse los niveles de Mg del paciente periódicamente, ya que las consecuencias pueden ser muy graves.


Hay que remarcar que el 25% presentan hipocalcemia, puede no ser un dato muy relevante ya que las características de nuestra población hacen de ella una población susceptible a presentar osteoporosis, pero no hay que olvidar que el omeprazol produce una disminución en la absorción de calcio y por lo tanto su uso potenciaría la hipocalcemia en nuestros pacientes, pudiendo conllevar a una mayor frecuencia de lesiones óseas.


Por mi parte, me gustaría añadir mi asombro con respecto al uso de este fármaco en la sociedad en general. Simultáneamente a la realización de este estudio, he estado trabajando en una Oficina de Farmacia y he podido observar como el omperazol es prescrito como tratamiento crónico en la gran mayoría de los casos, a excepción de pacientes que lo toman temporalmente en el transcurso de un resfriado, junto la toma de AINE, para la prevención de úlcera gástrica. Creo que hay falta de información y compromiso con el paciente dentro del conjunto de personal sanitario.



AGRADECIMIENTOS

Me gustaría mostrar mi agradecimiento, en primer lugar, al personal de enfermería por su disponibilidad y amabilidad durante cada una de las tardes que pasé en la planta de psicogeriatría mujeres recogiendo datos.  También quiero mencionar al Dr. XXX, médico, por permitirme entrometerme en su trabajo y por estar dispuesto a responder a todas mis dudas.

Finalmente quiero agradecerle especialmente a Dr. XXX, farmacéutico por su colaboración, disposición, paciencia e interés por llevar a cabo este estudio.




REFERENCIAS



2. Alvaro Hermida Ameijeiras, Belén Cabana González y Vicente Lorenzo Zúñiga. Prevalencia d prescripción-indicación de protectores gástricos en pacientes hospitalizados. Gac Sanit. 2007;21:412-5.

3. Martín-Echevarría E, Pereira Juliá A, Torralba M, Arriola Pereda G, Martín Dávila P, Mateos J, Rodríguez Zapata M. Assessing the use of proton pump inhibitors in an internal medicine department. Rev Esp Enferm Dig. 2008;100: 76-81.


4. Catálogo de medicamentos 2011, del Consejo General de Colegios Oficiales de Farmacéuticos. Madrid, 2011.

5. Iniesta-Navalón C, Urbieta-Sanz E, Gascón-Cánovas JJ. Analysis of the drug interactions associated to domiciliary drug therapy in elderly hospitalized patients. Rev Clin Esp. 2011; 211:344-51. (PubMed Abstract)


6. Almansa C. Functional gastrointestinal disorders. Patient with pyrosis showing no improvement with a high-dose proton pump inhibitor. What is the diagnosis and treatment? Gastroenterol Hepatol. 2008 ;31:700-1


7. Castro-Fernández M, Lamas E, Pérez-Pastor A, Pabón M, Aparcero R, Vargas-Romero J, Larraona JL, Romero-Gómez M. Efficacy of triple therapy with a proton pump inhibitor, levofloxacin, and amoxicillin as first-line treatment to eradicate Helicobacter pylori. Rev Esp Enferm Dig. 2009; 101:395-402.


8. Lanas A, Muñoz M, Caballero Correa M, Martínez Jiménez P; investigadores del estudio GAP. Analysis of differences between indication and prescription of gastroprotection in patients with risk factors treated with nonsteroidal anti-inflammatory agents: the GAP study. Gastroenterol Hepatol. 2010;33:80-91 (PubMed Abstract).


9. Calderón Hernanz B, Pinteño Blanco M, Puigventos Latorre F, Martínez-López I. Safety and effectiveness of combining clopidogrel and proton pump inhibitors. Farm Hosp. 2009;    33:338-9 (PubMed Abstract)


10. Ponce J, Mearin F, Ponce M, Balboa A, Zapardiel J. Symptom profile in gastroesophageal reflux disease in untreated patients and those with persistent symptoms despite treatment. Gastroenterol Hepatol. 2010;33:271-9.


11. Martin-Echevarria E, y otros   Assessing the use of proton pump inhibitors in an internal medicine departmentAssessing the use of proton pump inhibitors in an internal medicine department. Rev Esp Enferm  Dig.  2008; 100: 76-81.


12. Blasco Patiño F,Martínez López de Letona J, Villares P, Jiménez AI. El paciente anciano polimedicado: efectos sobre su salud y sobre el sistema sanitario. Inf Ter Sist Nac Salud 2005; 29: 152-162

13. Garrido-Garrido EM, García-Garrido I, García-López-Durán JC, García-Jiménez F, Ortega-López I, Bueno-Cavanillas A. Study of polymedicated patients over 65 years-old in an urban primary care centre. Rev Calid Asist. 2011;26:90-6. (PubMed Abstract)


14. Gregoire JP y otros, Appropriateness of omeprazole prescribing in Quebec´s senior population. Can J Gastroenterol. 2000, 14: 676-680.


15. Martin-Echevarria E, y otros   Assessing the use of proton pump inhibitors in an internal medicine department. Assessing the use of proton pump inhibitors in an internal medicine department. Rev Esp Enferm  Dig.  2008; 100: 76-81


16. V. F. Moreira y E. Garrido  Seguridad de los inhibidores de la bomba de protones (IBP), REV ESP ENFERM DIG (Madrid) Vol. 103. N.° 2, pp. 98, 2011.

17. Galindo-Ocaña J, Gil-Navarro MV, García-Morillo JS, Bernabeu-Wittel M, Ollero-Baturone M, Ortiz-Camuñez MA. Drug-drug interactions in multicentre polypathological polymedicated patients. Rev Clin Esp. 2010;210:270-8.


18.http://www.aemps.gob.es/informa/notasInformativas/medicamentosUsoHumano/seguridad/2011/docs/NI-MUH_27-2011.pdf




--------------------------------------------------------------------------------------------------------
--------------------------------------------------------------------------------------------------------



ANEXO



Fecha:                                                NHC:                                                   Edad:

RECOGIDA DE DATOS



TRATAMIENTO ACTUAL          POSOLOGIA          F. INICIO         F.FIN









DIAGNOSTICOS ESTABLES







INDICACIÓN OMEPRAZOL                                        ¿CUMPLE POSOLOGIA?    



INTERACCIONES IMPORTANTES







SÍNTOMAS INDICATIVOS DE INTERACCION





NIVELES PLASMATICOS



REACCIONES ADVERSAS



ACONTECIMIENTOS RELEVANTES:  

·         DIARREAS

·         CONVULSIONES

·         NEUMONIAS

·         OTRAS









Ca                              LESIONES OSEAS                              Pt

Mg                             ECG                                                       ¿USO LAXANTES?



AST                                                                                          ALT

HEMOGLOBINA                                                                  VCM

LEUCOCITOS                          NEUTROFILOS                           PROLACTINA



TSH                                                                                                     VIT B12

          





    






3 comentarios:

  1. farmacia la barbera24 de marzo de 2012, 5:03

    Enhorabuena por el trabajo, Beatriz.
    ...por desgracia este uso exacerbado está extendiendóse al resto de la población.

    ResponderEliminar
  2. Beatriz, muy interesante tu trabajo. Como siempre la polimedicación indiscriminada-como bién lo señalas en tu trabajo-conduce a que se cometan éste tipo de errores conceptuales groseros por parte de los profesionales responsables de la indicación de un tratamiento farmacológico. Me asombra éste párrafo de tu post"El Dr.XXX comentó que todos los pacientes que tenían prescrito este fármaco en algún momento habían referido dolor de estómago o acidez, y tratándose de esta población en concreto, pacientes psicogeriátricos, el objetivo era mejorar su calidad de vida. Además añadió que en algún momento había parado el tratamiento de algún paciente y esto había provocado la vuelta de los síntomas". Reitero, "había parado el tratamiento de ALGÚN PACIENTE y ésto había provocado la vuelta de los síntomas". Nunca escuché una vaguedad semejante a la hora de evaluar la necesidad de un tratamiento. Tú sabes que, a los gerontes se los polimedica para mantenerlos entretenidos con las pastillitas y como señal de atención a sus sufrimientos. Si les quitas las confituras de refrescos, seguro que se quejan de alguna molestia. Entonces, es válido asegurar que se vuelve a instalar un tratamiento-omeprazol- por ese motivo? No es una respuesta de circunstancias la del colega? Entiendo lo difícil que es trabajar bien en los tiempos que corren, pero no queda otra posibilidad que comenzar de una vez. Nuestros pacientes nos lo agradecerán.
    Mis saludos.

    ResponderEliminar
  3. Muchas gracias por vuestros comentarios, cierto es que la conciencia de medicamento en el caso deo omeprazol no parece estar muy presente...a ver si entre todos conseguimos cambiar esta realidad, tanto con el omeprazol como con muchos otros. Un saludo

    ResponderEliminar

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...