jueves, 5 de marzo de 2015

La hiperprolactinemia puede no ser un problema ahora, pero ¿y en el futuro?


J, varón de 57 años, diagnosticado de esquizofrenia desorganizada de tipo continuo de carácter místico diagnosticada por primera vez en enero de 1984. Desde entonces ha sido atendido en diversos centros hasta recaer en el Dr. Esquerdo, en el cual se encuentra ahora, derivado desde la USM, con la finalidad de mejorar conciencia de enfermedad y adherencia al tratamiento, manejo del dinero, regular hábitos de autocuidado, y su entorno (padece un acusado síndrome de Diógenes, llegándose a la situación de tener que desinfectar su casa ante la presencia de cucarachas por acumulación de desperdicios ) así como estabilizar clínicamente y mejorar sus habilidades sociales también deterioradas. Además actualmente recibe terapia electroconvulsiva junto con la terapia farmacológica

Revisando su caso hallamos en las analíticas niveles muy altos de prolactina (en la última llegaban a 70.74 ng/ml siendo el rango normal entre 2,6 y 19) que creemos pueden tener relación con la medicación(1). En el momento en el que revisamos el caso tomaba risperidona 12mg, lo cual representa 2,4 DDD y Paliperidona palmitato 50mg/28 dias, equivalente a 0,70 DDD(2). La carga antipsicótica total era de 3,1 por encima de los 2 recomendados en el uso de antipsicóticos atípicos(3), lo que puede repercutir en una mayor incidencia de reacciones adversas a la medicación.

La hiperprolactinemia aparece en la ficha técnica de ambos medicamentos como efecto adverso de incidencia frecuente, además se deben utilizar con precaución en pacientes con hiperprolactinemia preexistente y en pacientes con posibles tumores dependientes de prolactina.  También menciona que se ha de proceder con cautela en caso de administración concomitante de ambos fármacos  ya que la paliperidona es el metabolito activo de risperidona y la combinación de los dos puede suponer una exposición aditiva a la fracción antipsicótica activa(1).

Dada la idiosincrasia del  paciente (casto y con escaso o nulo interés en el ámbito sexual) los efectos adversos más comunes derivados del aumento de prolactina, entre los que suelen estar la disfunción eréctil, pueden no suponer un problema corto plazo. De hecho el paciente nunca ha referido ninguna queja a este respecto. Sin embargo es algo muy a tener en cuenta a largo plazo ya que numerosos estudios relacionan el mantenimiento de niveles altos de prolactina con la aparición de osteoporosis(4)(5) y cáncer de mama y de próstata(6)(7).

 

Ante esta situación decidimos informar al médico  de J y proponerle un cambio en el tratamiento, reduciendo la dosis de risperidona que en este momento se encontraba por encima del máximo recomendado y aumentando la de paliperidona palmitato (el paciente tiene un largo historial de falta de adherencia al tratamiento pero sin embargo es cumplidor a la hora de ir mensualmente a que se le administre Xeplión) que se situaba en el mínimo,  consiguiendo así una disminución en las DDD totales antipsicóticas y una presumible disminución en los niveles de prolactina. El médico nos comunica que recientemente había notado el aumento de la misma  en las analíticas y que tenía intención de cambiar el tratamiento, pero que ocurre que en ocasiones los pacientes vienen con unas dosis altas desde fuera del centro y que el cambio requiere tiempo y prudencia. Discutimos con el nuestra propuesta de cambio, la cual le parece una buena opción para el paciente

 

Unos días después encontramos una nota en el Hisclipa confirmando el ajuste en la prescripción. Concretamente se le reduce la risperidona de 12mg a 6mg y se le aumenta la Paliperidona palmitato de 50mg a 100mg, obteniéndose así una reducción de carga antipsicótica total de 0,5 (siendo la anterior de 3,1 y la actual de 2,6). El objetivo prospectivo pasaría por la consiguiente reducción gradual de la risperidona para que el paciente llegara a mantenerse con paliperidona palmitato quedando asi la carga antipsicotiva total entre 1 y 2 DDD

 

Referencias


-          (2) http://www.whocc.no/atc_ddd_index/

-          (3) “The 2009 Schizophrenia PORT Psychopharmacological Treatment Recommendations and Summary Statements” Robert W. Buchanan, Julie Kreyenbuhl, Deanna L. Kelly, Jason M. Noel, Douglas L. Boggs, Bernard A. Fischer, Seth Himelhoch, Beverly Fang, Eunice Peterson, Patrick R. Aquino, and William Keller. Schizophrenia Bulletin vol. 36 http://schizophreniabulletin.oxfordjournals.org/content/36/1/71.full.pdf+html




 
Análisis del caso por Javier Molina González-Román y María van der Hofstadt Rovira (estudiantes de 5º curso de farmacia, UMH) y supervisado por Emilio Pol Yanguas (doctor en farmacia, especialista en farmacia de hospital)

No hay comentarios:

Publicar un comentario

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...