jueves, 24 de febrero de 2011

¿Por qué las instituciones sufren para conservar sus secretos?

Acabo de leer un artículo escrito por Felix Stalder, investigador del Instituto de Tecnologías de Viena y publicado en el periódico Le Monde Diplomatique con el título de esta entrada que no tiene desperdicio. En él se enuncia una frase que pronunció Julian Assange, el fundador de WikiLeaks describiendo su estrategia de lucha contra los poderes, atentos a ella, porque me parece extraordinaria: “Cuanto más injusta o celosa de sus secretos es una organización, más el miedo a las filtraciones confina a la paranoia a sus dirigentes y a la camarilla que toma las decisiones. (La divulgación de documentos) terminará inevitablemente en un empobrecimiento de los mecanismos de comunicación interna, en una mayor retención de la información y, en consecuencia, en una decadencia de los conocimientos a nivel de la organización como un todo”. Un poco antes de rememorar esta sentencia, el autor de este artículo señala que “los Gobiernos, por su parte, han aprendido las reglas del juego mediático y ellos mismos filtran las informaciones que desean divulgar”, concluyendo que los medios de comunicación actualmente son absolutamente dependientes de los centros de poder. “En este contexto, los blogs y el periodismo ciudadano aparecen como el relevo de estructuras mediáticas obsoletas”.

Bien, traslademos ahora estas organizaciones de poder al caso de la industria farmacéutica y sus transmisores de información hasta los agentes sanitarios que la consumimos. Podrían aplicarse idénticos silogismos, y podríamos sentir un breve atisbo de esperanza a quienes participamos de estas redes, internet, nos ha devuelto la posibilidad de una democracia y esto, aplicado a la salud, ha devuelto al pueblo –seres padecientes- la oportunidad de manejar un conocimiento veraz y de huir de las influencias que se alejan de cualquier otro propósito que no sea el restablecimiento de un equilibrio entre lo biológico, lo cultural, lo social y lo sistémico. Los agentes sanitarios, no podemos seguir en una actitud autoritaria, creyéndonos los únicos acreedores de un conocimiento que bien pensado, está sesgado y es fuertemente dependiente de quienes lo generan a su antojo; si queremos formar parte de la matriz universal que prospera en este siglo XXI, debemos ser conscientes de que sólo sobreviviremos si caminamos de la mano de aquellos que padecen y que buscan en nosotros una guía. Sólo si aportamos honestidad, respeto y humildad antes quienes, probablemente han adquirido más sabiduría, porque el sufrimiento, es la mayor fuente de sabiduría que el ser humano haya podido generar y esto no es comparable al tecnicismo memorizado que aportan las facultades universitarias actualmente. Si además adquirimos consciencia de que esta información de la que somos transmisores está cada vez más contaminada y alejada de la verdad, ¿que estamos aportando en realidad, sino un alejamiento del paciente que se expresa en el ya conocido problema de su “falta de adherencia al tratamiento instaurado”?. Los ciudadanos, enfermos o no, seremos cada vez más cultos y manejaremos fuentes de información alejadas de estas fuentes de poder, los pacientes serán incluso más cultos que nosotros y por supuesto más sabios, es vital por lo tanto, sino queremos una escisión completa, devolverles el principal protagonismo en el proceso de toma de decisiones de su tratamiento farmacológico. 
En fin, ya acabo, los comentarios son bienvenidos, un saludo a todos los que, conectados en red, estamos creando esta nueva comunidad que nos preocupamos por una gestión democrática del conocimiento en esta área de la psicofarmacología y la salud mental.

Francisco Martínez-Granados

5 comentarios:

  1. Paco, lo que comentas en esta entrada es exactamente el motivo de este blog. Y el gran triunfo de Internet es poder escapar a los poderes fácticos, para devolver la palabra a los ciudadanos. Supone una forma nueva y libre de expresar el pensamiento propio y de acceder al pensamiento de los otros.

    Al hilo de la información filtrada por el poder fáctico, me ha sorprendido como el artículo de Andreasen - pinchar en volumen cerebral - sobre la perdida de materia gris cerebral no aparezca en las "noticia" de páginas como psiquiatria.com, y el poco eco que ha tenido en la prensa profesional. Todas estas instituciones obtienen publicidad o patrocinio de la "Big Pharma". Lo evidente del filtrado es que sí que se ha difundido en estos medios un artículo contiguo al citado, publicado en las páginas siguientes, en el mismo número de la revista Arch Gen Psych, sobre la relación entre uso de cannabis y riesgo de psicosis, donde lo que es una simple asociación, se convierte prácticamente en una relación causal.

    ResponderEliminar
  2. Si se admiten personas diagnosticadas de psicosis en este blog ya teneis a un nuevo seguidor... Viva la cultura y la rebelión ciudadana!!

    ResponderEliminar
  3. Sois más que bienvenidos, podéis participar de la forma que queráis, publicando, proponiendo temas de revisión, etc, etc. Aquí tenéis un espacio en el que haceros oir. Un abrazo.

    ResponderEliminar
  4. Yo también me uno a vuestro blog y os enlazo en nuestro listado de otros blogs. Se me ocurre que en el taller del blog que llevamos a cabo en nuestras unidades puedo proponer a los pacientes que opinen sobre los fármacos que les presecriben. Acepto sugerencias.
    Saludos.
    Esther.

    ResponderEliminar
  5. Hola Ester, César, soy Paco, uno de los autores del blog. Como te decía estoy muy impresionado y contento de haber descubierto proyectos como el vuestro, me impresiona mucho la cercanía con nuestros planteamientos, es muy bueno saber que no estamos solos,,, me encanta lo que hacéis con los talleres y los pacientes a través del blog, en fin, que enhorabuena y que gracias.

    En referencia a uno de los comentarios que nos hacíais de preguntar a los pacientes por los fármacos que toman, nosotros hace un tiempo que queremos iniciar una especie de encuesta en el blog de manera que cada persona que toma un psicofármaco, pueda puntuar tanto la percepción que guarda de su eficacia como otras perceopciones sobre seguridad, etc, etc... También que estos fármacos sean puntuados en las mismas dimensiones por enfermeros, cuidadores, psicólogos, psiquiatras y farmacéuticos, de manera que se pueda medir de alguna manera las percepciones tan alejadas que se tienen de los mismos fármacos entre los pacientes y los distintos profesionales de la salud.

    Ya hay algún trabajo publicado en este sentido sobre el cual hicimos una entrada (http://www.institutopsicofarmacologia.com/2009/08/la-experiencia-subjetiva-de-tomar.html) y es muy interesante ya que se evidencia este alejamiento y sobre todo puede servir como guía a otros pacientes a quienes les proponen un medicamento, acudir a la web y ver cómo ha sido puntuado por los propios usuarios....podéis ver un ejemplo en la web http://www.askapatient.com/

    La idea que se me ocurre proponeros es hacer algo parecido, sería como un proyecto en conjunto entre nuestros blog (y otros que compartan nuestro objetivo de darle voz a los pacientes), de manera que lo hagamos entre todos y alojemos la página en todos nuestros blogs. ¿Qué os parece?

    Bueno, ya nos contáis,,,,, un abrazo, y encantado de haberos descubierto.

    ResponderEliminar

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...