martes, 12 de enero de 2010

Similitudes entre esquizofrenia, trastorno esquizoafectivo y trastorno bipolar

Similitudes entre esquizofrenia, trastorno esquizoafectivo y trastorno bipolar

Mari Carmen Bernal Soriano.
Estudiante 5º de Farmacia.

El articulo “Murray et al. (2004) revisited: is bipolar disorder identical to schizophrenia without developmental impairment?”, de la revista Acta Psychiatrica Scandinavica, con el fin de mejorar los métodos diagnósticos de trastornos mentales, habla de similitudes y diferencias en trastornos psiquiátricos como la esquizofrenia y el trastorno bipolar, ambos trastornos tienen en común la presencia de psicosis*.
En dicho artículo se menciona el trabajo de Murray et al., en 2004, quién sugiere que la principal diferencia entre trastorno bipolar y esquizofrenia es una mayor prevalencia de alteraciones del desarrollo en esta última. Además hace referencia al Acta Psychiatrica Scandinavica, donde artículos recientes sugieren que las categorías de psicosis afectiva y no afectiva pueden ser similares en su patrón de asociación con características como la cognición social, volumen del cerebro y la alteración de la regulación metabólica.
Se conoce que tanto esquizofrenia* como trastorno bipolar* tienen su inicio en la adolescencia y en adultos jóvenes. La incidencia de ambas enfermedades es baja y se asocia a una elevada prevalencia debido a que son crónicas.
Los pacientes con esquizofrenia tienen altas tasas de síntomas afectivos, aunque menor que en pacientes bipolares. Y los pacientes con trastorno bipolar tienen síntomas negativos y deterioro cognitivo, aunque en menor grado que en la esquizofrenia. La diferencia entre el diagnóstico de esquizofrenia y trastorno bipolar es alta para los síntomas afectivos, pero esto se debe principalmente a los criterios artificial de exclusión de diagnostico.
El riesgo de desarrollar estas enfermedades se asocian ambas a factores genéticos entre otros. Sin embargo, el riesgo genético de la esquizofrenia se expresa fuertemente como deterioro neurocognitivo mientras que el riesgo genético para el trastorno bipolar se expresa sólo débilmente en el dominio neurocognitivo.
Los factores de riesgo que representa el estrés social y la frustración, así como principios de alteraciones emocionales se asocian con trastorno bipolar y esquizofrenia mientras que los factores de riesgo que refleja la aparición de alteraciones tempranas motoras y cognitivas son especificas para esquizofrenia. Además se observa una asociación diferencial con crecer en un entorno urbano (no asociados con el trastorno bipolar), lo que sugiere que esta exposición afecta sobre alteraciones específicas de desarrollo relacionadas con la esquizofrenia.
La literatura sobre la neuroimagen, las variables biológicas y la vida prenatal sugiere diferencias y similitudes en cuanto a su prevalencia en la esquizofrenia y trastorno bipolar; sin embargo no se pueden sacar conclusiones firmes, porque tiene muchas limitaciones metodológicas y la falta de comparaciones directas.
Como conclusión, debido a la estricta separación impuesta por el DSM y la CIE en los ámbitos de trastorno psicótico afectivo y no afectivo, se han perdido grandes oportunidades para estudiar las causas y el tratamiento de trastornos psiquiátricos. Los trastornos psicóticos parecen ser procedentes (en parte) de la superposición de áreas de riesgo, uno asociado a deterioro cognitivo y otro asociado con alteración afectiva. Se ha sugerido que estas zonas de riesgo se solapan e interactúan con los riesgos ambientales; delirios y alucinaciones pueden producirse a través de una vía final común de la desregulación de la dopamina y la afectiva por sesgos cognitivos.
Por lo tanto una forma de adaptación de las revisiones de los manuales DSM y CIE de diagnóstico a la realidad científica es mantener las categorías de diagnóstico más o menos como estaban y añadir dimensiones cruzadas de trastorno psicopatológico. En el artículo se adjunta una figura, la cual se corresponde con un sistema de diagnóstico combinado dimensional y categórico de los trastornos psicóticos. Diagnóstico categórico de la esquizofrenia, trastorno bipolar y trastorno esquizoafectivo*, acompañados por resultados cuantitativos en cinco dimensiones principales de la psicopatología: psicosis, síntomas negativos, deterioro cognitivo, depresión y manía.
En cuanto a la esquizofrenia: se representa como mayor presencia de psicosis, síntomas negativos y deterioro cognitivo; mientras que la manía y depresión aparecen en menor medida.
El trastorno bipolar, predominan los síntomas de manía, depresión y psicosis, mientras que en menor medida encontramos los síntomas negativos y deterioro cognitivo.
El trastorno esquizoafectivo se trata de una situación intermedia entre los dos anteriores, pues presenta los cinco síntomas en similares proporciones.
La adición de dimensiones, allana el camino para un diagnóstico en psiquiatría, poniendo fin a un sistema disfuncional y rígido de la compartimentación artificial.

*La psicosis, se trata de trastornos mentales graves que causan ideas y percepciones anormales. Las personas con psicosis pierden el contacto con la realidad. Dos de los síntomas principales son delirios y alucinaciones. Los delirios son falsas creencias, tales como la idea de que alguien está en su contra o que la televisión le envía mensajes secretos. Las alucinaciones son percepciones falsas, como escuchar, ver o sentir algo que no existe. (1)
*La esquizofrenia es un grupo de trastornos psicóticos caracterizados por problemas de percepción, conducta afectiva y comunicación que persisten durante más de seis meses (esto incluye la conducta psicótica). La persona que sufre de esquizofrenia presenta un deterioro de sus capacidades en los ámbitos ocupacional, interpersonal y de sustento propio. (1)
*El trastorno bipolar implica períodos de excitabilidad (manía) que alternan con períodos de depresión. Las "fluctuaciones en el estado de ánimo" entre manía y depresión pueden ser muy abruptas. (1)
*Trastorno esquizoafectivo: Es una afección mental que provoca tanto pérdida de contacto con la realidad (psicosis) como problemas anímicos. (1)

Bibliografía:
(1) http://www.nlm.nih.gov/medlineplus/spanish/
(2) Kaymaz N., Van Os J. “Murray et al. (2004) revisited: is bipolar disorder identical to schizophrenia without developmental impairment?”. Editorial Acta Psychiatr Scand 2009: 120: 249-252
(3) Van Os J., Kapur S. “Schizophrenia”. The Lancet 2009, 374: 635-645

1 comentario:

  1. Hola, conocí hoy este blog, no sé de qué lugar eres... pero buscando material para hacer un diagnóstico diferencial con el trastorno psicoafectivo o tratando de encontrar test o láminas de ellos que marquen más este cuadro, te encontré a ti.
    Gracias!de Bs.As. Argentina.

    ResponderEliminar

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...